¿Qué tipo de seguro necesitas si estas rentando?

Son muchas las razones por las cuales la gente quiere rentar su nuevo hogar en México; Es más barato, no los compromete a vivir para siempre en una zona, los espacios son más flexibles. No importa al final la razón por la cual decidiste empezar a rentar, lo importante es que al tomar esta decisión también tomes la decisión de proteger tu inversión.

Dependiendo del tipo de contrato que tengas, puede ser que tu casero no cuente con una política de seguro ante perdidas. En estos casos es totalmente tu responsabilidad el contactarte con una agencia de seguros para hogar.

Rentas periódicas o de corto tiempo

Una de las tendencias que se hace cada vez más popular en México es la de rentar temporalmente un inmueble para vacacionar. Tal vez es sólo el fin de semana o incluso dos semanas, si tu contrato de renta no cuenta ya con un seguro ante perdidas es indispensable que contrates uno.

En estos casos hay dos opciones de seguros para hogar que son perfectos:

Seguros de renta a corto tiempo

Algunas compañías de seguros en México pueden llegar a dejar a los propietarios de viviendas que tengan un contrato a corto plazo el que se modifique su contrato por uno que cubra un periodo de tiempo más corto.

Toma en cuenta que este tipo de seguro necesita que notifiques con anticipación a la aseguradora, ya que hay casos en los cuales te pedirán un aval oficial para extenderte la póliza modificada.

Si tu plan es rentar por periodos cortos tu propiedad a diferentes personas

Lo mejor es que tramites una póliza para negocio ya que los contratos estándar para propietarios no se pueden hacer validos si el uso de la vivienda era comercial.

Para estos casos los seguros de negocios de “Desayuno y cama” son los que más te convendrían.

Rentas a largo plazo

En este caso existen las pólizas de seguros de casas o departamentos estándar. Pero, ¿Qué pasa si en realidad eres tú el que quiere rentar la propiedad?, ¿Qué tipo de seguro necesitas?

Es muy sencillo, si lo que planeas hacer es rentar una propiedad por un periodo de tiempo mayor a seis meses lo que necesitas es un contrato para arrendatario.

Este tipo de contratos generalmente son costosos, proximadamente son 25% más caros que los contratos normales. Esto es porque el tipo de compensación y protección es mucho mayor que el de una persona normal. 

Este tipo de seguros de hogar cubre por cualquier daño físico hecho a la fachada con fuego, electricidad, viento, granizo, hielo, lluvia u otro tipo de peligro. También cubre daños hechos con materiales pesados que hayas dejado para los inquilinos, como podadoras, accesorios de jardín, etc.

Generalmente este tipo de seguros de hogar también cubre daños a terceros. Si alguna de las personas que se quede en tu propiedad termina lastimado se cubrirán sus gastos médicos y de tratamiento.